Noé es un perro que, como muchos, vive aventuras y experiencias dignas de contar. Sin embargo, las más significativas fueron el abandono que vivió cuando cachorro y cómo encontró a su familia adoptiva. ¿Cuán importante es la tenencia responsable en la vida de un animal de compañía? Noé te dará pistas para entenderlo y compartirá contigo el vuelco que le da a la vida de una mascota cuando lo adopta una familia que la quiere y cuida promoviendo una tenencia y convivencia responsable 🐶
👉🏻 Conceptos destacados: adopción animal, tenencia responsable, Fundación Arca, responsabilidad
▫️ 20 x 20 cms.
▫️tapa dura
▫️interior couché opaco 140g
▫️76 páginas
▫️Desde los 3 años 👧🏻🧒🏼

 

Cuando me cansé, miré a todos lados. ¿Dónde están todos? –pensé. Me di cuenta de que se habían ido y que estaba solo. ¡Y en plena ciudad! Les pedí un rinconcito para dormir a los animalitos del lugar, ¡pero no tenían espacio para mí! Comencé a tiritar de puro miedo. Definitivamente, la ciudad no era un lugar para un cachorro como yo: no encontraba comida ni agua y todos gritaban o me regañaban

Libro "Las aventuras de Noé"

$7.500
Libro "Las aventuras de Noé" $7.500
Entregas para el CP:

Medios de envío

Noé es un perro que, como muchos, vive aventuras y experiencias dignas de contar. Sin embargo, las más significativas fueron el abandono que vivió cuando cachorro y cómo encontró a su familia adoptiva. ¿Cuán importante es la tenencia responsable en la vida de un animal de compañía? Noé te dará pistas para entenderlo y compartirá contigo el vuelco que le da a la vida de una mascota cuando lo adopta una familia que la quiere y cuida promoviendo una tenencia y convivencia responsable 🐶
👉🏻 Conceptos destacados: adopción animal, tenencia responsable, Fundación Arca, responsabilidad
▫️ 20 x 20 cms.
▫️tapa dura
▫️interior couché opaco 140g
▫️76 páginas
▫️Desde los 3 años 👧🏻🧒🏼

 

Cuando me cansé, miré a todos lados. ¿Dónde están todos? –pensé. Me di cuenta de que se habían ido y que estaba solo. ¡Y en plena ciudad! Les pedí un rinconcito para dormir a los animalitos del lugar, ¡pero no tenían espacio para mí! Comencé a tiritar de puro miedo. Definitivamente, la ciudad no era un lugar para un cachorro como yo: no encontraba comida ni agua y todos gritaban o me regañaban